Jueves, 05 de junio de 2008
Publicado por AccionPerez @ 13:21
Comentarios (0)  | Enviar

Kyselak

El primer antecedente del graffiti moderno de que se tiene noticia es el trabajo del montañero y aventurero Josef Kyselak, que vivió en el imperio Austrohúngaro entre 1799 y 1831. Nacido en una familia acomodada y educado en la universidad, Kyselak trabajaba como funcionario e invertía sus dos meses anuales de vacaciones en viajes a lo largo y ancho de Europa central, caminando campo a través, escalando picos y visitando ruinas, llevando consigo siempre el mínimo material.

Con poco más de veinte años, Kyselak hizo una apuesta con sus amigos por la que se daba un plazo de tres años para hacerse famoso en todo el imperio. Para conseguirlo se dedicó a viajar por Europa escribiendo su nombre en cada lugar visible que encontraba en su camino: castillos, iglesias, piedras, puentes u obeliscos, con pincel o con cincel. Ese mismo año era ya claro que había ganado la apuesta.

Pero eso al parecer no frenó la actividad de Kyselak, que siguió actuando y de manera cada vez más notoria. Comenzó a firmar en los edificios en cuanto se abrían al público. La policía llegó a solicitarle que respetara cierto puente y no lo firmara hasta unas semanas después de su inauguración, cosa que por cierto hizo. Kyselak era un montañero avezado y solía escribir en las cimas, donde sólo escaladores expertos podrían llegar.

Todo esto le convirtió en un héroe popular sobre cuyas hazañas circulaban multitud de rumores y leyendas. Según una de éstas, tras haber firmado en un edificio de la corona, fue citado por el mismo emperador en su despacho para ser reprendido. Se dice que tras abandonar Kyselak la sala, el emperador levantó un documento en el que estaba trabajando y debajo, sobre su escritorio, aparecía la famosa rúbrica. Kyselak murió de cólera a los 32 años (según otras fuentes, a los 36).

No existe ningún texto en castellano de que yo tenga noticia, y apenas alguno en inglés, sobre este personaje. En alemán sí hay en cambio bastante literatura, y un grupo de trabajo en Austria dedicado en exclusiva a la investigación sobre Kyselak. En la página web del grupo se pueden ver incluso algunas imágenes, como la reproducida debajo de este párrafo, de firmas de entre 1820 y 1830 que han sobrevivido milagrosamente hasta hoy.



Tags: graffitis, graffiteros, arte urbano, mitos

Comentarios